Wagenstein, Angel - Trilogía judía 3 - Adiós, Shanghai

 Búsquedas
 Índice Cómics

Wagenstein, Angel - Trilogía judía 3 - Adiós, Shanghai

Notapor JuanDeLezo » 10 Mar 2017, 08:22

Adiós, Shanghai

Wagenstein, Angel
Saga: Trilogía judía - 3
Título: Adiós, Shanghai
Autor: Wagenstein, Angel
ISBN: 9788492663002
Año de publicación: 2009
Primera edición: 2004
Título original: Sbogom, Shankhai
Colección: Libros del Asteroide, 45
Recomendado por: JuanDeLezo

Una inolvidable novela de unos refugiados -hoy olvidados- que huyeron de la Alemania nazi y descubrieron el glamour y el exceso de Shanghai.
En los albores de la segunda guerra mundial la ciudad abierta de Shanghai era uno de los pocos lugares del mundo en el que se podían refugiar los judíos que huían de la Alemania nazi. Elisabeth y Theodor Weissberg, músicos de fama mundial; Hilde Braun, una prometedora actriz; el rabino Leo Levin y su esposa Ester; el carterista Schlomo Finkelstein, son algunos de los personajes que en Adiós, Shanghai buscan amparo en esta ciudad asiática.
El Shanghai de finales de los años treinta, bajo ocupación japonesa, era una ciudad de extremos: un centro financiero internacional con más de trescientos bancos y lujosos hoteles, pero también una ciudad portuaria plagada de prostíbulos y fumaderos de opio; una ciudad en la que los míseros barrios como el de Hongkou, que terminaría convertido en gueto judío, contrastaban con las opulentas concesiones internacionales.
Entre el relato histórico y la novela de intriga, Angel Wagenstein reconstruye en esta novela uno de los episodios menos conocidos de la segunda guerra mundial, narrando una historia de amor y muerte que es, sobre todo, un homenaje a todos aquellos hombres y mujeres que creyeron encontrar su salvación en Shanghai.
Un maestro de la narración, Wagenstein crea una emocionante novela sobre la vida y la muerte, el amor y la valentía, con la segunda guerra mundial como telón de fondo.

Avatar de Usuario
JuanDeLezo
Editor
Editor
 
Mensajes: 2711
Registrado: 12 Oct 2012, 21:29
Agradecimientos dados: 4 veces
Agradecimientos recibidos: 2155 veces
Sexo: Hombre

Re: Wagenstein, Angel - Trilogía judía 3 - Adiós, Shanghai

Notapor JuanDeLezo » 10 Mar 2017, 08:29


Hongkou, distrito de Shanghai: un capítulo poco conocido de los anales de la tragedia judía durante la segunda guerra mundial.
Este opus histórico se desarrolló en medio del alboroto de una nueva Babel, en la cual los barrios chinos superpoblados hasta la asfixia se habían entremezclado con las zonas lujosas de las régies, o sea «concesiones internacionales» de estatuto semicolonial: los International Settlements, con sus hoteles y restaurantes de lujo, cuyo acceso estaba prohibido a los chinos, con sus clubes de caballeros en la Bubbling Well Road, a lo largo de la avenida que seguía la orilla del río, y con las tabernas de marineros en la avenida de Eduardo VII, junto a los cottages y los acicalados comercios franceses del Frenchtown, la Rue Lafayette y los bulevares de Joffre, Foch y Cardinal Mercier, con la abigarrada Yatse Road y sus bocacalles y tiendecitas chinas atiborradas de aderezos de pacotilla y estatuillas de oropel, marfil y ámbar. Pero también con pestilentes antros en los barrios de Nantao y Zhabei y las zonas marismeñas al otro lado del río, en Pudong, densamente pobladas, infestadas de ratas y enfermedades.
Después de sufrir una primera invasión japonesa en 1932, quedar prácticamente arrasada por la aviación de Japón en 1937, y estar ocupada desde hacía ya tiempo por los japoneses, la ciudad seguía revolcándose en el boato y la indolencia, bañada por las miles de luces deslumbrantes de la avenida de Nanking, pero también en la sórdida desesperación de las barriadas, con su desempleo y su miseria sin salida.
Sólo durante el primer año de la ocupación los servicios municipales de limpieza recogieron de las calles los cadáveres de treinta mil muertos de hambre o enfermedades. Y ello bajo la sombra del imponente palacio Broadway, de veintidós plantas, donde en una sola noche el representante diplomático de la Alemania nazi, el barón Ottomar von Dammbach, perdió en el póquer ochenta mil dólares shanghaianos ante sir Elias Esdras, sefardita de los llamados judíos «bagdadíes», que se habían establecido a lo largo de la Ruta de la Seda ya desde el siglo XI. Después de la Guerra del Opio y el tratado de Nanking de 1842, cuando los ingleses se anexionaron Hong Kong y empezaron a construir el puerto de Shanghai junto al delta del Yangzi, los «bagdadíes» conquistaron rápidamente importantes posiciones económicas en la región. Casi un siglo después, sus bancos y oficinas de intermediación financiaban y garantizaban suministros de estaño, caucho y quinina al Tercer Reich, que nunca rechazó el dinero judío cuando lo necesitó. Los «bagdadíes», propietarios de la Shanghai Banking Corporation, del Yokohama Specie Bank o de la Sassoon House, tampoco tenían nada en contra de su correcto socio alemán mientras éste les garantizara pingües beneficios.

Shanghai, que es hoy una de las gigantescas puertas de la nueva China al mundo, fue durante la década de los treinta y en los años de la segunda guerra mundial —desde que estalló el 1 de septiembre de 1939 en Occidente, en Europa, pasando por Pearl Harbor e Hiroshima en el Extremo Oriente, hasta la mañana del 2 de septiembre de 1945, cuando Japón capituló oficialmente— un nudo de intereses económicos, políticos y militares, intrigas diplomáticas y ambiciones personales. Un lugar de encuentro del mundo del hampa, en el que se mezclaban aventureros internacionales, espías y especuladores, hombres desarraigados y perseguidos, con aficionados a las sensaciones fuertes o al dinero fácil. Los chinos, verdaderos dueños de esta tierra de dilatada historia, estaban ocupados: unos en la brega por conseguir una escudilla de arroz, y otros, colaboracionistas y marionetas del ocupante japonés, complicados en sofisticadas manipulaciones para conservar y multiplicar lo que habían saqueado a su propio pueblo. Y todo ello sobre el telón de fondo del estruendo, a veces lejano y otras más cercano, de una inacabable y sangrienta guerra civil en varios frentes entre la projaponesa República China, dirigida por el títere Wang Chingwei, las divisiones nacionalistas de Chang Kai-shek y el Ejército Popular de Liberación comunista de Mao Tse-tung.
Shanghai: lugar de resplandor y miseria, de la extrema humillación de los culis descalzos con sus rickshaws y de jovencísimas prostitutas de cuerpo menudo con sus marineros borrachos; ciudad en que la ternura oriental de porcelana se codeaba con la brutalidad castrense, ciudad del opio y de la degradación humana. Pero también, una última orilla salvadora, símbolo de la esperanza encarnizada por sobrevivir. Porque durante los años en que las grandes democracias miraban con indiferencia los preparativos del genocidio tramado por Hitler, Shanghai, con su estatuto limitado de ciudad abierta, fue el único lugar del mundo que acogió y dio asilo y una salvación extremadamente cara a unos veinte mil judíos alemanes y austríacos, intelectuales en su mayoría, y a otros tres mil ochocientos judíos de otros países ocupados, que lograron llegar hasta allí antes de que los crematorios oscurecieran el cielo de Europa con su espeso humo.

Hongkou es el nombre del barrio que fue convertido en su gueto.
Shanghai es el nombre de la ciudad de su condena, pero también de su liberación.
Imagen


La gratitud en silencio no sirve a nadie. A ver si participamos más.
Avatar de Usuario
JuanDeLezo
Editor
Editor
 
Mensajes: 2711
Registrado: 12 Oct 2012, 21:29
Agradecimientos dados: 4 veces
Agradecimientos recibidos: 2155 veces
Sexo: Hombre


Volver a Histórica

 Temas Recientes
 Ebooks Recientes
AsuntoPublicado porTítulo del tema
Nota Richards, Keith & Fox, James - Vida JuanDeLezo Richards, Keith & Fox, James - Vida
Nota Galvan, Guillermo - Tiempo de siega tres Galvan, Guillermo - Tiempo de siega
Nota King, Stephen - Dolores Claiborne tres King, Stephen - Dolores Claiborne
Nota Eslava Galán, Juan - Historia del mundo contada para escépticos cdelacruzd Eslava Galán, Juan - Historia del mundo contada para escépticos
Nota Álvarez, María Teresa - Margarita de Parma JuanDeLezo Álvarez, María Teresa - Margarita de Parma
Nota Arenas, Ildefonso - El Buque del diablo Humungus Arenas, Ildefonso - El Buque del diablo
Nota Hernandez, José Zoilo - Las cenizas de Hispania 3 - El dux del fin del mundo Humungus Hernandez, José Zoilo - Las cenizas de Hispania 3 - El dux del fin del mundo
Nota Carnegie, Dale - Cómo ganar amigos e influir sobre las personas Alabalfenrry Carnegie, Dale - Cómo ganar amigos e influir sobre las personas
Nota Burgos, Antonio - Gatos sin Fronteras Alabalfenrry Burgos, Antonio - Gatos sin Fronteras
Nota Rolin, Jean - Crac ELHENNA Rolin, Jean - Crac
Nota Cercas, Javier - Terra Alta JuanDeLezo Cercas, Javier - Terra Alta
Nota Taibo II, Paco Ignacio - El Álamo. Una historia no apta para Hollywood JuanDeLezo Taibo II, Paco Ignacio - El Álamo. Una historia no apta para Hollywood
Nota Halberstam, David - La Guerra olvidada. Historia de la guerra de Corea Fercho Halberstam, David - La Guerra olvidada. Historia de la guerra de Corea
Nota Cabanas, Antonio - Las lágrimas de Isis JuanDeLezo Cabanas, Antonio - Las lágrimas de Isis
Nota Esparza, José Javier - San Quintín Humungus Esparza, José Javier - San Quintín
Nota Zweig, Stefan - María Antonieta Alabalfenrry Zweig, Stefan - María Antonieta
Nota Peláez, Javier - 500 años de frío Humungus Peláez, Javier - 500 años de frío
Nota Süskind, Patrick - El Perfume: Historia De Un Asesino ELHENNA Süskind, Patrick - El Perfume: Historia De Un Asesino
Nota Crichton, Michael - Sol naciente ELHENNA Crichton, Michael - Sol naciente
Nota Calvo Poyato, José - La ruta infinita Humungus Calvo Poyato, José - La ruta infinita
Título del temaPublicado porComentariosVistas
Nota Premios Nebula Silicon 2 9359
Nota Premio Locus. Fantasia Silicon 4 9523
Nota Premios Hugo Silicon 8 12142
 Audios Recientes
Título del temaPublicado porComentariosVistas
Nota Nueva sección AUDIOLIBROS Heathcliff 0 8589

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 3 invitados

cron