Kramer, Heinrich & Sprenger, Jacobus - Malleus maleficarum. El martillo de los brujos

 Búsquedas
 Índice Cómics

Kramer, Heinrich & Sprenger, Jacobus - Malleus maleficarum. El martillo de los brujos

Notapor JuanDeLezo » 01 Jul 2017, 12:24

Malleus maleficarum. El martillo de los brujos

Kramer, Heinrich & Sprenger, Jacobus
Título: Malleus maleficarum. El martillo de los brujos
Autor: Kramer, Heinrich & Sprenger, Jacobus
ISBN: 9788496449190
Año de publicación: 2006
Primera edición: 1486
Título original: Malleus maleficarum
Recomendado por: JuanDeLezo

El Malleus maleficarum es, sin dudas, el más famoso de los libros sobre brujería que se haya escrito hasta el presente. También conocido como 'El martillo de los brujos', está considerado la obra más infame de la Historia. Las razones sobran para calificarlo de esta manera: fue durante tres siglos (a partir de 1486; año de su primera edición) el recurso fundamental que la Inquisición puso en manos de sacerdotes, magistrados y jueces católicos y protestantes en su combate contra el culto a la brujería. En sus páginas el lector encontrará, con curiosidad a veces, con horror casi siempre; la descripción de diferentes actos considerados impuros o inspirados por el demonio, pero además el consecuente castigo que debían recibir los responsables de tales hechos. Así, las inenarrables torturas mentales y físicas a que fueron sometidas aquellas personas que el poder unificado de los dos reinos, el celestial y el terrenal, consideraba culpables de herejía cobran una crueldad y un realismo nunca vistos ni antes ni después en el devenir humano. Heinrich Kramer y Jacobus Sprenger idearon este manual de instrucciones sanguinario y atroz que es el Malleus son la venia del Papa Inocencio III; quien legitima por bula sus dichos y sus consecuencias. Inquisidores de pura cepa; al nivel del mismísimo Torquemada, estos dos monjes dominicos legaron para la posteridad el reflejo de una larga época oscura que dejó un tendal de miedo y sangre, de dolor e injusticia tanto en Europa como en los territorios pendientes y dependientes de ella. La palabra fría y sin alma de este texto, sus preceptos filosos como un escalpelo, la hoguera como símbolo y razón ineludible en su accionar y el sombrío y estrecho concepto de la vida que con esta herramienta, la religión impuso a buena parte de la humanidad son una huella imposible de borrar. Aquellos que consideren que el conocimiento del pasado humano es indispensable para la comprensión de su presente, hoy tienen en sus manos una auténtica fuente, la primera y más importante de todas, respecto de la Inquisición y su indigno legado a la humanidad.

Avatar de Usuario
JuanDeLezo
Editor
Editor
 
Mensajes: 2724
Registrado: 12 Oct 2012, 21:29
Agradecimientos dados: 4 veces
Agradecimientos recibidos: 2159 veces
Sexo: Hombre

Re: Kramer, Heinrich & Sprenger, Jacobus - Malleus maleficarum. El martillo de los brujos

Notapor JuanDeLezo » 01 Jul 2017, 12:29

Un libro especialmente dedicado para ti, inculto analfabeto —ya que se puede ser un analfabeto muy culto— que crees en la "Leyenda negra española" porque prestas oídos a quien habla mal de España y no a quien la defiende con razones. Para tu pasmo te diré que el "Malleus Maleficarum" no lo escribieron unos españoles; que se le dio carácter oficial no por un Papa español, no. Pero alégrate ya que en la sinopsis del libro no se puede evitar mencionar a Torquemada… ¿Sabes algo de Torquemada? Ah, lo que dicen por ahí de él. ¿Sabes qué pueblo se opuso con las armas a la auténtica Primera Cruzada de la Iglesia? ¿Los ingleses? Lee, hombre, lee.

Imagen


Prólogo
BULA DE INOCENCIO VIII
Inocencio, Obispo, Siervo de los siervos de Dios,
para eterna memoria



Nos anhelamos con la más profunda ansiedad, tal como lo requiere Nuestro apostolado, que la Fe Católica crezca y florezca por doquier, en especial en este Nuestro día, y que toda depravación herética sea alejada de los límites y las fronteras de los fieles, y con gran dicha proclamamos y aun restablecemos los medios y métodos particulares por cuyo intermedio Nuestro piadoso deseo pueda obtener su efecto esperado, puesto que cuando todos los errores hayan sido desarraigados por Nuestra diligente obra, ayudada por la azada de un providente agricultor, el celo por nuestra Santa Fe y su regular observancia que darán impresos con más fuerza en los corazones de los fieles.
Por cierto que en los últimos tiempos llegó a Nuestros oídos, no sin afligirnos con la más amarga pena, la noticia de que en algunas partes de Alemania septentrional, así como en las provincias, municipios, territorios, distritos y diócesis de Maguncia, Colonia, Tréveris, Salzburgo y Bremen, muchas personas de uno y otro sexo, despreocupadas de su salvación y apartadas de la Fe Católica, se abandonaron a demonios, íncubos y súcubos, y con sus encantamientos, hechizos, conjuraciones y otros execrables embrujos y artificios, enormidades y horrendas ofensas, han matado niños que estaban aún en el útero materno, lo cual también hicieron con las crías de los ganados; que arruinaron los productos de la tierra, las uvas de la vid, los frutos de los árboles; más aún, a hombres y mujeres, animales de carga, rebaños y animales de otras clases, viñedos, huertos, praderas, campos de pastoreo, trigo, cebada y todo otro cereal; estos desdichados, además, acosan y atormentan a hombres y mujeres, animales de carga, rebaños y animales de otras clases, con terribles dolores y penosas enfermedades, tanto internas como exteriores; impiden a los hombres realizar el acto sexual y a las mujeres concebir, por lo cual los esposos no pueden conocer a sus mujeres, ni éstas recibir a aquéllos; por añadidura, en forma blasfema, renuncian a la Fe que les pertenece por el sacramento del Bautismo, y a instigación del Enemigo de la Humanidad no se resguardan de cometer y perpetrar las más espantosas abominaciones y los más asquerosos excesos, con peligro moral para su alma, con lo cual ultrajan a la Divina Majestad y son causa de escándalo y de peligro para muchos.
Y aunque Nuestros amados hijos Heinrich Kramer y Jacobus Sprenger, profesores de Teología de la orden de los Frailes Predicadores, han sido nombrados, por medio de Cartas Apostólicas, Inquisidores de estas depravaciones heréticas, y lo son aún, el primero en las ya mencionadas regiones de Alemania septentrional en las que se incluyen los ya citados municipios, distritos, diócesis y otras localidades específicas, y el segundo en ciertos territorios que se extienden a lo largo de las márgenes del Rin, no obstante ello, no pocos clérigos y laicos de dichos países tratan, con excesiva curiosidad, de enterarse de más cosas de las que les conciernen, y como en las ya aludidas cartas delegatorias no hay mención expresa y específica del nombre de estas provincias, municipios, diócesis y distritos, y dado que los dos delegados y las abominaciones que deberán enfrentar no se designan en forma detallada y especial, esas personas no se avergüenzan de aseverar, con la más absoluta desfachatez, que dichas enormidades no se practican en aquellas provincias, y que en consecuencia los mencionados Inquisidores no tienen el derecho legal de ejercer sus poderes inquisitoriales en las provincias, municipios, diócesis, distritos y territorios antes referidos, y que no pueden continuar castigando, condenando a prisión y corrigiendo a criminales convictos de las atroces ofensas y de las muchas maldades que se han expuesto. Por consiguiente, en las referidas provincias, municipios, diócesis y distritos, las abominaciones y enormidades de que se trata permaneces apunes, no sin manifiesto peligro para las almas de muchos y amenaza de eterna condenación.
Por cuanto Nos, como es Nuestro deber, Nos sentimos profundamente deseosos de eliminar todos los impedimentos y obstáculos que pudieren retardar y dificultar la buena obra de los Inquisidores, así como de aplicar potentes remedios para impedir que la enfermedad de la herejía y otras infamia dan su ponzoña pace destrucción de muchas almas inocentes, y como Nuestro celo por la Fe nos incita a ello en especial, y para que estas provincias, municipios, diócesis, distritos y de Alemania, que ya hemos especificado, no se vean privados de los beneficios del Santo Oficio a ellos asignado, por el tenor de estos presentes, y en virtud de Nuestra autoridad Apostólica, decretamos y mandamos que los mencionados Inquisidores tengan poderes para proceder a la corrección, encarcelamiento y castigo justos de cualesquiera personas, sin impedimento ni obstáculo algunos, en todas las maneras, como si las provincias, municipios, diócesis, distritos, territorios, e inclusive las personas y sus delitos, hubiesen sido específicamente nombrados y particularmente designados en Nuestras cartas. Más aún, decimos, y para mayor seguridad extendemos estas cartas, de delegación de esta autoridad, de modo que alcancen a las aludidas provincias, municipios, diócesis, distritos y territorios, personas y delitos ahora referidos, y otorgamos permiso a los antedichos Inquisidores, a cada uno de ellos por separado o a ambos, así como también a Nuestro amado hijo Juan Gremper, cura de la diócesis de Constanza, Maestro en Artes, como su notario, o a cualquier otro notario público que estuviere junto a ellos, o junto a uno de ellas, temporariamente delegado en las provincias, municipios, diócesis, distritos y aludidos territorios, para proceder, en consonancia con las reglas de la Inquisición, contra cualesquiera personas, sin distinción de rango ni estado patrimonial, y para corregir, multar, encarcelar y castigar según lo merezcan sus delitos, a quienes hubieren sido hallados culpables, adaptándose la pena al grado del delito. Más aún, decimos que disfrutarán de la plena y total facultad de exponer y predicar la palabra de Dios a los fieles, tan a menudo como la oportunidad se presentare y a ellos les pareciere adecuada, en todas y cada una de las iglesias parroquiales de dichas provincias, y podrán celebrar libre y legalmente cualesquiera ritos o realizar cualesquiera actos que parecieren aconsejables en los casos mencionados. Por Nuestra suprema Autoridad, les garantizamos nuevamente facultades plenas y totales.
Al mismo tiempo, y por Cartas Apostólicas, solicitamos a Nuestro venerable Hermano el Obispo de Estrasburgo que por sí mismo anuncie o por medio de otros haga anunciar el contenido de Nuestra Bula, que publicará con solemnidad cuando y siempre lo considere necesario, o cuando ambos Inquisidores o uno de ellos le pidan que lo haga. También procurará que en obediencia a Nuestro mandato no se los moleste ni obstaculice por autoridad ninguna, sino que amenazará a todos los que intenten molestar o atemorizar a los Inquisidores, a todos los que se les opongan, a esos los rebeldes, cualesquiera fuere su rango, fortuna, posición, preeminencia, dignidad o condición, o, cualesquiera sean los privilegios de exención que puedan reclamar, con la excomunión, la suspensión, la interdicción y penalidades, censuras y castigos aún más terribles, como a él le pluguiere, y sin derecho alguno a apelación, y que según su deseo puede por Nuestra autoridad acentuar y renovar estas penalidades, tan a menudo como lo encontrare conveniente, y llamar en su ayuda, si así lo deseare, al brazo Secular.
Non obstantibus... Que ningún hombre, por lo tanto. Pero si alguno se atreviere a hacen tal cosa, Dios no lo quiera, hacedle saber que sobre él caerá la ira de Dios todopoderoso, y de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo.

Dado en Roma, en San Pedro, el 9 de diciembre del Año de la Encarnación de Nuestro Señor un mil y cuatrocientos y cuarenta y ocho, en el primer Año de Nuestro pontificado.
Imagen


La gratitud en silencio no sirve a nadie. A ver si participamos más.
Avatar de Usuario
JuanDeLezo
Editor
Editor
 
Mensajes: 2724
Registrado: 12 Oct 2012, 21:29
Agradecimientos dados: 4 veces
Agradecimientos recibidos: 2159 veces
Sexo: Hombre

Re: Kramer, Heinrich & Sprenger, Jacobus - Malleus maleficarum. El martillo de los brujos

Notapor KILIKI » 01 Jul 2017, 19:13

Gracias Juan, :leyendorrr :leyendorrr
Avatar de Usuario
KILIKI
Lector Recalcitrante
Lector Recalcitrante
 
Mensajes: 2327
Registrado: 04 Nov 2012, 21:49
Agradecimientos dados: 515 veces
Agradecimientos recibidos: 123 veces
Sexo: Hombre


Volver a No Ficción

 Temas Recientes
 Ebooks Recientes
AsuntoPublicado porTítulo del tema
Nota Roca Barea, María Elvira - Imperiofobia y leyenda negra JuanDeLezo Roca Barea, María Elvira - Imperiofobia y leyenda negra
Nota Carrisi, Donato - Marcus y Sandra 3 - El maestro de las sombras JuanDeLezo Carrisi, Donato - Marcus y Sandra 3 - El maestro de las sombras
Nota Richards, Keith & Fox, James - Vida JuanDeLezo Richards, Keith & Fox, James - Vida
Nota Galvan, Guillermo - Tiempo de siega tres Galvan, Guillermo - Tiempo de siega
Nota King, Stephen - Dolores Claiborne tres King, Stephen - Dolores Claiborne
Nota Eslava Galán, Juan - Historia del mundo contada para escépticos cdelacruzd Eslava Galán, Juan - Historia del mundo contada para escépticos
Nota Álvarez, María Teresa - Margarita de Parma JuanDeLezo Álvarez, María Teresa - Margarita de Parma
Nota Arenas, Ildefonso - El Buque del diablo Humungus Arenas, Ildefonso - El Buque del diablo
Nota Hernandez, José Zoilo - Las cenizas de Hispania 3 - El dux del fin del mundo Humungus Hernandez, José Zoilo - Las cenizas de Hispania 3 - El dux del fin del mundo
Nota Carnegie, Dale - Cómo ganar amigos e influir sobre las personas Alabalfenrry Carnegie, Dale - Cómo ganar amigos e influir sobre las personas
Nota Burgos, Antonio - Gatos sin Fronteras Alabalfenrry Burgos, Antonio - Gatos sin Fronteras
Nota Rolin, Jean - Crac ELHENNA Rolin, Jean - Crac
Nota Cercas, Javier - Terra Alta JuanDeLezo Cercas, Javier - Terra Alta
Nota Taibo II, Paco Ignacio - El Álamo. Una historia no apta para Hollywood JuanDeLezo Taibo II, Paco Ignacio - El Álamo. Una historia no apta para Hollywood
Nota Halberstam, David - La Guerra olvidada. Historia de la guerra de Corea Fercho Halberstam, David - La Guerra olvidada. Historia de la guerra de Corea
Nota Cabanas, Antonio - Las lágrimas de Isis JuanDeLezo Cabanas, Antonio - Las lágrimas de Isis
Nota Esparza, José Javier - San Quintín Humungus Esparza, José Javier - San Quintín
Nota Zweig, Stefan - María Antonieta Alabalfenrry Zweig, Stefan - María Antonieta
Nota Peláez, Javier - 500 años de frío Humungus Peláez, Javier - 500 años de frío
Nota Süskind, Patrick - El Perfume: Historia De Un Asesino ELHENNA Süskind, Patrick - El Perfume: Historia De Un Asesino
Título del temaPublicado porComentariosVistas
Nota Premios Nebula Silicon 2 9375
Nota Premio Locus. Fantasia Silicon 4 9541
Nota Premios Hugo Silicon 8 12163
 Audios Recientes
Título del temaPublicado porComentariosVistas
Nota Nueva sección AUDIOLIBROS Heathcliff 0 8604

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado

cron