Página 1 de 1

Granados García de Tomás, Julian - La Ciega de Manzanares

NotaPublicado: 14 Oct 2018, 11:03
por Maese
La Ciega de Manzanares

Granados García de Tomás, Julian
Título: La Ciega de Manzanares
Autor: Granados García de Tomás, Julian
ASIN: B00BP4YUI8
Año de publicación: 2013
Primera edición: 2013
Recomendado por: Maese
Calificación: Imagen 10
Popularidad: 1 votos

María Francisca Díaz Carralero más conocida como La Ciega de Manzanares nace en 1818, quedando a los seis días ciega, perdiendo en sus primeros años de vida a sus progenitores siendo criada por una hermana mayor que ella. Sentada en las inmediaciones de la ventana de la escuela de latinidad de su pueblo oía las lecciones que el profesor daba a sus alumnos y así fue como aprendió hasta que el profesor la admitió en sus clases, no pudiendo permanecer en las mismas por el desprecio que los otros chicos tenían hacía ella por vestir humilde traje. Pronto destacó por su capacidad de improvisación y visitando las posadas de Manzanares pedía pie a los viajeros que en ellas se hospedaban ganándose así el dinero para subsistir.
En 1850 viaja a Madrid al Colegio de Sordomudos y Ciegos permaneciendo en la capital cinco meses recibiendo clases y elogios de sus maestros por la capacidad de aprendizaje y de improvisación poética, destacando en los exámenes finales.
Durante su estancia en la capital era habitual presentarla en las tertulias y charlas para oír sus improvisaciones, destacando la celebrada en casa del Marqués de Molins, el Sr. Roca de Togores donde dejó admirados a todos los circunstantes por la facilidad y soltura con que improvisó ovillejos, décimas y sonetos. Destacar los elogios de la prensa de los días posteriores a la reunión que hacían a María Francisca:
Era muy grata muy sublime la sensación que experimentamos contemplando a esta mujer de tez morena, de modesto aspecto, sentada en un elegante sillón de terciopelo, del ingenio, del numen cultivado, centinelas avanzados del talento, representados allí por las certificadas reputaciones de Gallego, Bretón, Vega, Gil y Zárate, Rubí y muchos otros de nuestros primeros vates.
En 1864 inicia un viaje a Andalucía. María decía llorando ¡Granada es bella!, yo quiero pisar el suelo de Granada, yo quiero visitar ese edén de las tradiciones, yo quiero hablar con sus poetas y ser hermana de sus poetisas, quiero tocar los laureles que refrescan las tumbas de sus genios. En Córdoba se organiza una sesión en su honor en la Academia de Ciencias, Bellas Letras y Nobles Artes. María hizo en ella gala de sus profundos conocimientos de la lengua clásica saludando a la Corporación con un discurso correctísimo.
Numerosas personalidades de la época hablaban de ella, entre otros George Borrow, Téophile Gautier, Modesto Lafuente, Alejandro Dumas, Juan Valera, Heriberto García de Quevedo, Carolina Coronado, Rogelia León, Amós Escalante, Jean Charles Davillier, Florencio Moreno, Benito Pérez Galdós…
Este libro recoge 39 poesías de María Francisca, muchas de ellas inéditas.